PREPARA A TU PERRO PARA EL INVIERNO

Ayuda a tu perro a prepararse para la temporada invernal

Tu perro puede ser muy feliz

El otoño está aquí, y con él, un progresivo descenso de las temperaturas. Es la época idónea para poner en marcha nuestra maquinaria y tomar decisiones que nos ayuden a preparar a nuestros perros para un duro invierno.

Evidentemente, no es lo mismo que nuestro perro se encuentre en el norte, que en el sur de España. Por otro lado, dependerá en parte de la raza de nuestro perro y la cantidad y fortaleza, tanto de su pelaje como del tipo de piel.

No obstante, sea cual sea su raza, o el lugar en el que vivas, debes tener en cuenta la mayoría de ideas que te damos a continuación. Si sigues todos los consejos, tu mascota tendrá gran parte de la batalla ganada contra el frío.

 

Visita a tu veterinario

El otoño es la fecha ideal para que lleves a tu perro al veterinario, para que le haga una revisión. Sobre todo, no debes dejar de seguir este paso si observas que tu mascota presenta problemas de inapetencia, tristeza, cambios de comportamiento, e incluso, la nariz seca.

Aunque deberíamos tomarnos muy en serio realizar visitas rutinarias durante todo el año, es cierto que el invierno es una estación en la que el frío puede provocar mayores problemas en la salud de nuestros animales en general.

Es extraño que hoy en día no tengamos controladas a nuestras mascotas, y concretamente a nuestros perros, para mantenerlos fuera del alcance de los parásitos. Tu veterinario podrá ayudarte en este sentido.

Visita al veterinario con regularidad para la salud de tu mascota

 

Cuida el pelaje de tu perro

Por si no lo sabías, el pelaje de los animales actúa como un termorregulador. Por lo que es de vital importancia que haga su función perfectamente.

Cuida el pelaje de tu perro

Para mantener su piel hidratada, es fundamental que realicemos cepillados regulares a nuestros perros, ya que ayuda a distribuir la grasa y a mejorar la circulación.

También puedes proteger su pelo del frío y el agua cuando lo saques a la calle por medio de un impermeable o algún tipo de jersey. De esta manera evitarás que se moje, y si se ha mojado un poco, no olvides secarlo cuando estéis en casa.

Es importante que protejamos especialmente a nuestros perros, si se trata de una raza pequeña o si tienen el pelo demasiado corto.

 

No descuides el baño de tu perro

Es importante que utilices productos como champús, geles y acondicionadores que sean suaves y que hidraten convenientemente a tu perro. Aunque podríamos extrapolar esto a lo que debe ser la hora del baño de nuestro perro durante todo el año, es cierto que el invierno tiene la característica de que la humedad se hace más notable, y dura más tiempo en el ambiente.

De ahí que hagamos hincapié en la necesidad de que seques completamente a tu perro antes de sacarlo a la calle o al jardín de tu casa. Si el perro está mojado y lo exponemos a bajas temperaturas durante unas horas, podríamos provocar que acusara algún tipo de enfermedad, incluso sufrir una crisis de hipotermia.

Seca el pelo de tu perro completamente

Haz una visita a la peluquería canina

Lo primero que debemos decir en este punto es que los perros domésticos que viven en zonas interiores no necesitan tener el pelo largo para mantener una óptima temperatura corporal.

Eso no quita de que no debamos visitar a nuestr@ peluquer@ de confianza para que, además de guap@, mantenga el pelo de nuestro perro en su longitud ideal. Él, mejor que nadie, sabrá qué es lo que le conviene a tu mascota para que su pelaje no le haga pasar calor, ni frío.

Por supuesto, olvídate de rasurar a tu perro en invierno.

Lleva a tu perro a la peluquería con regularidad

 

Ten a tu perro en un refugio caliente

En invierno, es importantísimo que no dejemos a nuestro perro fuera de su hábitat sin supervisión, y mucho menos que no tenga un lugar en el que refugiarse.

No podemos pensar que porque nuestro perro tenga un pelaje perfecto y frondoso, ya puede tolerar el frío sin ningún inconveniente. Nada más lejos de la realidad.

Como decíamos al principio, existen razas de perros que se aclimatan y se adaptan mejor que otras, al frío del invierno. Pero éste no es motivo para dejar de tener en cuenta que deben contar con un refugio que les permita estar más calentitos en todo momento.

Manten a tu perro en un lugar caliente, resguardado de las inclemencias del tiempo

Cuida su alimentación, pero también su peso

La alimentación de nuestros perros también puede ayudarnos a fortalecer su organismo, a la misma vez que aumentamos la producción de energía en su organismo, energía que les ayudará a elevar la temperatura de su cuerpo.

Eso sí, deberemos tener mucha precaución con no sobre alimentar a nuestras mascotas, porque podemos causar otro tipo de perjuicios en ellas, y no es ése el objetivo.

Piensa que, al tener menos días con buenas temperaturas, e incluso días de lluvia, estaremos menos tiempo al aire libre con nuestro perro, y por tanto, tendrá menos actividad física, por lo cual, quemará menos calorías… Vamos, que si come demasiado, tenderá a engordar.

Cuidar la alimentación de nuestro perro

¿Recuerdas que te dijimos al principio que según la zona en la que vivas dependerá de si tomar en consideración todos, o parte de nuestros consejos? Pues toma tú tus propias decisiones, y lleva a cabo los consejos que veas oportuno para preparar a tu perro para el invierno que tenemos a la vuelta de la esquina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *